Batidos y Zumos Verdes: Delicioso Elixir de Salud

Los zumos y batidos verdes son unas bebidas de tendencia. Cada vez se ven más y se oye más hablar de ellos, y son más las personas que les gusta cuidarse tomándolos. y 

Son uno de los elementos centrales de la cultura detox, y a menudo van de la mano de una alimentación libre de refinados, vegana y crudivegana.

Son una excelente forma de incorporar verduras y frutas en nuestro día a día de una forma fácil, sencilla y ligera, aprovechando todos sus nutrientes y propiedades.   

La base es una combinación de vegetales frescos, sobre todo verduras de hoja verde (lechuga, escarola, espinacas, perejil, acelga, apio, berros, zanahoria, pepino…) y frutas de temporada (manzana, pera, ciruela, mango, naranja, limón, piña…), pudiendo incorporar también algunos superalimentos o superfoods, como semillas, especias, vegetales secos o en polvo y microalgas.

Lo ideal es tomarlos a primera hora del día, aunque pueden tomarse a cualquier hora, e incluso hay programas de depuración es los que pueden tomarse estratégicamente durante un día de depuración.

Lo mejor es prepararlos en el mismo momento que vayan a consumirse, pues conservan intactas sus propiedades. Aunque pueden guardarse muy bien en un bote de cristal cerrado y en la nevera durante un día.

Aportan una gran cantidad de nutrientes esenciales al organismo. Por lo que contribuyen a que nuestra alimentación sea variada y equilibrada, y a alcanzar y mantener el peso ideal.

Beneficios para la salud

– Los zumos y batidos verdes son altamente hidratantes y depurativos, y una gran fuente de vitaminas y minerales; están llenos de clorofila (sobre todo por las hojas verdes y las crucíferas), fitonutrientes y enzimas muy beneficiosas para nuestro organismo.

– Son detoxificantes o detox, contribuyendo a eliminar toxinas acumuladas.

– Fortalecen nuestro sistema inmunológico, por lo que nos ayudan a proteger y mantener nuestra salud.

– Su aporte de clorofila, un pigmento de color verde intenso presente en muchos vegetales, ayuda a oxigenar la sangre. Es antioxidante, anti radicales libres, regenerador celular y energetizante. Muy interesante para deportistas.

– Ayudan a alcalinizar el pH de la sangre.

Diferencia entre zumos verdes y batidos verdes

Tanto los zumos como los batidos verdes son muy beneficiosos para la salud e igualmente valiosos. Es muy recomendable incluir y combinar ambas opciones en el día a día, en función del momento, del gusto y las necesidades personales.

  • Zumos o jugos verdes: 

Son el agua nutritiva resultante exprimir de las verduras y frutas, sin su fibra. 

Se pueden obtener con diferentes aparatos que separan en distintos compartimentos o salidas la fibra, pulpa o partes duras de verduras y frutas de su jugo. Hay diferentes máquinas extractoras de zumos o exprimidoras o licuadoras: de centrifugación, de extracción en frío, manuales…

También es posible, si no se tiene aparato extractor, preparar los zumos en un batidora añadiendo agua, y colar el resultante separando la pulpa del jugo.

Guarda la fibra sobrante quitándole las partes más grandes y puedes preparar con ellas infinidad de recetas saludables como patés vegetales, crakers, pan esenio deshidratado…

Al no tener fibras, no requieren esfuerzo digestivo, por lo que van muy rápidamente al torrente sanguíneo, nutriéndonos de inmediato.

Por ese motivo, es aconsejable que no sean demasiado dulces, y que predominen las verduras, pues pueden elevar muy rápido el nivel de glucemia.

Son muy depurativos, nutritivos y, a la vez, muy ligeros y no se consideran en sí mismos una comida. Suelen estar incluidos en programas de semiayunos líquidos.

  • Batidos verdes

Pueden prepararse en una batidora de vaso, minipimer o batidora americana. Se introducen todos los ingredientes en la batidora y se añade siempre un líquido base: leche vegetal, agua de coco, agua alcalina, infusión, kombucha, zumo verde, etc

Los batidos verdes ayudan a limpiar el colon por el efecto de arrastre de la fibra.

Son una mejor opción que los zumos para personas con el nivel de azúcar en sangre elevado.

Es una opción rápida, práctica y de muy fácil limpieza.

Contienen toda la fibra de las verduras y frutas, por lo que se digieren y absorben más lentamente que los zumos, y son mucho más saciantes. Existe la opción de enriquecerlos con grasas saludables y proteínas vegetales. Se pueden tomar en cualquier momento del día y conformar una comida completa, rápida y fácil de preparar. 

En resumen

A veces entre horas no se come nada porque no se sabe qué tomar, o se pican alimentos que no sacian o son demasiado pesados, o snacks con azúcar o harinas…prueba cambiarlo por un delicioso batido verde, fácil de preparar y transportar, y sentirás la diferencia.

Tanto zumos como batidos verdes son una fuente de nutrientes, de vitalidad, salud y belleza. 

Incorpóralos en tu día a día, variando los ingredientes en función de la temporada y lo que más te guste y te apetezca…¡¡verás que deliciosos están y qué bien te sientan!!

¡Gracias por leerme, y hasta el próximo post!

Scroll hacia arriba