10 Beneficios Del Agua Con Limón En Ayunas

Es sabido por todos, desde hace generaciones, que el limón es un alimento muy terapeútico. Si además lo tomamos asiduamente en nuestro día a día, y por las mañanas en ayunas en un vaso de agua, y mejor aún caliente-tibio a la temperatura corporal, incrementamos aún más sus beneficios.

Durante la noche, se activan los mecanismos del cuerpo de depuración y regeneración. Horas en las que no se ingiere alimento. Con la primera toma de alimento del día, des-ayuno, rompemos estas horas de ayuno y el cuerpo vuelve al esfuerzo de volver a digerir comenzando a disgregar los alimentos en nutrientes y moléculas aprovechables por el cuerpo, asimilando y eliminando. 

Por tanto, lo ideal es salir de este ayuno progresiva y fisiológicamente. Si lo primero que tomamos es una bebida depurativa, como nuestra aguita tibia con medio limón exprimido, estaremos ayudando al cuerpo en múltiples aspectos, que detallo a continuación:

  1. Potencia el sistema inmunológico. Los limones son ricos en vitamina C, son antivíricos y antibacterianos.
  2. Depura el hígado, órgano vital que se encarga de cientos de funciones en nuestro organismo.
  3. Alcaliniza el pH del cuerpo y la sangre. El limón es uno de los alimentos más alcalinizantes.
  4. Ayuda a perder peso y a eliminar líquidos, debido a su acción diurética, desintoxicante y antiinflamatoria.
  5. Regula las funciones intestinales, ayudando a combatir tanto la descomposición, como el estreñimiento.
  6. Contribuye a mejorar trastornos del sistema respiratorio y vías altas respiratorias (resfriados, tos, disnea, mucosidad, afonía…)
  7. Favorece las buenas digestiones, evitando digestiones pesadas, gases, hinchazón, halitosis o mal aliento, acidez de estómago…
  8. Estimula el correcto funcionamiento del sistema linfático, encargado de eliminar patógenos, sustancias de desecho y grasa.
  9. Mejora el aspecto y salud de la piel, limpiándola de impurezas y aportándole luminosidad.
  10. Es un buen hidratante de las células y los tejidos, ayudando a nuestro organismo a cumplir sus funciones y a desintoxicarse.

Por todas estas propiedades, el tomar agua con limón a diario nos ayuda a prevenir infecciones y enfermedades, y a recuperarnos de condiciones desfavorables, siendo un gran aliado de nuestra salud y belleza.

¿Por qué tomar el agua templada-caliente?

Además de ser una advertencia de las sabias abuelas, en las milenarias medicina ayurveda y medicina china se desaconsejan totalmente los líquidos fríos o muy fríos. Éstos paralizan el metabolismo, pues apagan el fuego digestivo o fuego biológico, alterando los patrones fisiológicos del hambre; lo que lleva a diluir los enzimas digestivos y por tanto a la acumulación de toxinas en el organismo. 

Este bloqueo del fuego digestivo es incluso más acusado por las mañanas y en las estaciones frías.

¿Cómo preparo el agua con limón?

Sólo necesito exprimir medio limón, mejor ecológico, en un vaso o taza, y añadirle 200-250ml de agua templada. Si al comienzo el limón te resulta demasiado fuerte, comienza añadiendo unas gotas y ve aumentando a medida que te acostumbres.

No añadir ningún endulzante, pues su función es depurar, sin dar ningún trabajo al cuerpo.

¿Cómo y durante cuánto tiempo lo puedo tomar?

Se puede tomar todo el tiempo que se quiera. Si no te es posible tomarlo por la mañana, puede tomarse también 30 minutos antes de las comidas, o entre horas.

Lo mejor es tomarlo sentados y a sorbitos pequeños. Lo mínimo es tomar el vasito de la mañana, pero puedes tomar 2-3 vasos más si sientes que el cuerpo te lo pide.

Debido a que puede erosionar el esmalte dental, si se toma regularmente se recomienda tomar con una pajita para minimizar el contacto.

Otras maneras y versiones

Para potenciar su poder remineralizante, se pueden añadir unas gotas de agua de mar, o sal sin refinar (preferentemente marina, o del Himalaya). De esta manera se convierte también en una bebida isotónica.

Se le pueden añadir también otras plantas medicinales y superalimentos buscando potenciar otros beneficios. 

Como opción, puedes alternarlo a períodos, por otros desintoxicantes, como infusiones depurativas de cardo mariano, alcachofera, diente de león, ortiga…

Con esta base, y usando nuestra creatividad, se pueden lograr mezclas originales y bebidas exóticas que nos sirvan, además, para sustituir bebidas que no son nada saludables y que se toman por puro hábito o inercia. Daré ideas en un siguiente artículo.

Así, empezar el día con tu vasito de agua con limón, alcalinizante y depurativo, te hará sentirte ligera y vital; y una vez lo pruebes, verás que lo echarás en falta si algún día no puedes tomarlo. Será tu punto de partida desde el que empezar a cuidarte, y así empiezas tu nuevo día, semana y tu nuevo tú, porque tu belleza y tu salud vienen de dentro y crean pura armonía.

Gracias por estar aquí 🙂

Scroll hacia arriba